Compra en Amazon: Los más vendidos en ElectrónicaLa música más popular


En su Alhajero de este miércoles en 24Horas, Martha Anaya publica La última bala:
Del lado de los blanquiazules están optimistas. Entre los allegados al aguascalentense Martín Orozco Sandoval, aún más.
Y es que, según la información que han recibido, “todo parece indicar” que en unas horas más –este miércoles– el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación ratificará el triunfo del candidato panista a la gubernatura.
El proceso de la elección en tribunales ha sido largo. Más de lo esperado.
Casi a cuentagotas, diferentes instancias judiciales han ido desechando los argumentos del PRI para anular la elección en Aguascalientes (van alrededor de 10 sentencias en ese sentido).
La Sala Superior del Tribunal Electoral desechó la semana pasada –“de manera definitiva e inequívoca”– dos de las más importantes: la supuesta intervención del alcalde y el uso de programas sociales, así como el rebase de gastos de campaña.
La única acusación que queda “viva” es la presunta intervención de la Iglesia en el proceso electoral.
El PRI y su candidata Lorena Martínez alegan que luego de que el presidente Enrique Peña Nieto formuló la iniciativa sobre el matrimonio igualitario, la Iglesia católica se volcó en una serie de acciones en contra de su partido y que eso constituyó una violación al proceso electoral.
Los panistas rechazan tales señalamientos y refieren varios factores que, desde su punto de vista, “contradicen esa impugnación”:
No hay un solo sacerdote denunciado durante la campaña electoral. Todos estos argumentos se plantearon una vez que conocieron el resultado y que la candidata del PRI ya había aceptado su derrota.
No hay un solo vínculo ni un llamado al voto a favor de Martín Orozco y el PAN, como tampoco lo hay en contra de Lorena Martínez y los partidos que la postularon. Es más, alegan, cinco de seis candidatos se manifestaron en contra de la iniciativa del presidente Peña y ni siquiera Morena, que fue el único que avaló la iniciativa, sufrió ataque alguno por parte de la Iglesia.
Esto es sumamente relevante, subrayan: todos sabemos que es la Secretaría de Gobernación la encargada de revisar y sancionar en su caso las conductas que tenga la Iglesia en el ámbito político del país. Cuando el Tribunal preguntó a la Segob si existía un proceso contra algún cura en Aguascalientes, respondió que no.
En cuanto a las personas que acudieron ante un notario para declarar como testigos de la supuesta participación de un párroco, éstos “son miembros del PRI en la entidad o trabajan para diputados locales del tricolor en el Congreso local”.
Así, pues, los azules creen que el Tribunal Electoral dará ya “la última estocada” al PRI en Aguascalientes y ratificará el triunfo de Orozco, por casi 14 mil votos.