Compra en Amazon: Los más vendidos en ElectrónicaLa música más popular


Luis Armando Reynoso Femat, gobernador de Aguascalientes; Germán Martínez Cázares, presidente del CEN del PAN; y, Arturo González Estrada, presidente del PAn Aguascalientes, durante una conferencia de prensa el pasado 15 de marzo, en la que destacaron la unidad panista, como una fortaleza para ganar las elecciones en 2009. Foto: Juan Manuel Robledo/siglo21

Un nuevo enfrentamiento se dio ayer entre el gobernador Luis Reynoso Femat y el líder estatal del Partido Acción Nacional (PAN), Arturo González Estrada, cuando éste exigió al primero destituir a Mario Álvarez Michaus, director del Instituto Aguascalentense de la Juventud (IAJU), tras entregar "pruebas" de que desvió recursos para realizar "actos partidistas en el palacio de gobierno".

Luego de la reunión, el líder panista dijo a los reporteros que un acto realizado en la sede del Ejecutivo donde hubo logotipos del IAJU, del PAN y de la Secretaría de Acción Juvenil panista, es una de las cosas “que no podemos permitir, porque generan problemas al partido.

"Si hemos exigido que las cosas se manejen siempre con independencia y transparencia, debemos actuar igual, pero aquí hay grabaciones y otras pruebas que se van a entregar, y la labor del partido ahí queda; lo demás es cosa del Ejecutivo", advirtió. Más tarde Reynoso también recibió a Álvarez Michaus, quien al salir proclamó: "Seguimos firmes".

En enero se desató un nuevo enfrentamiento entre grupos panistas y el gobernador, luego que González Estrada acusó al secretario general de Gobierno, Juan Ángel Pérez Talamantes, de "encabezar" una campaña de desprestigio contra Marta Elisa González, hermana del denunciante.

El líder panista aseguró que Pérez Talamantes tenía gente "a su cargo" para enviar mensajes a las estaciones de radio y propalar que Marta Elisa "no quería soltar el poder", pues ya había sido regidora, diputada local y ahora buscaba una curul federal por vía plurinominal.

El funcionario estatal se deslindó y la tensión pareció amainar la semana pasada, cuando la cúpula nacional panista designó candidatos a diputados federales y Lourdes Reynoso Femat –hermana del gobernador– quedó en el séptimo puesto de la lista en la segunda circunscripción plurinominal, automáticamente con una curul.

Parte de los panistas se disciplinaron, pero los senadores Rubén Camarillo Ortega y Felipe González (ex gobernador) acusaron a Reynoso Femat de nepotismo, y al dirigente nacional Germán Martínez Cazares de traicionarlos y "olvidar los liderazgos".

El gobernador defendió a su hermana, pidió a los inconformes que "aceptaran las asignaciones" del Comité Ejecutivo Nacional y los llamó a "superar" la situación. En respuesta, el dirigente panista estatal lo visitó en su oficina para exigirle la renuncia de Álvarez Michaus.

Al enterarse de la situación, la diputada federal Hilda Macías Medina –novia de Álvarez Michaus y partícipe del cuestionado acto oficial– señaló que respeta pero no comparte las opiniones del dirigente, y pidió "trabajar cada quien en nuestra trinchera" para que el PAN salga adelante en las elecciones del 5 de julio.

En 2004 –cuando Reynoso Femat ganó la gubernatura– surgieron dos grupos fuertes en el panismo de Aguascalientes: los institucionales y los luisarmandistas, pero las divisiones se han agravado y ahora existen al menos seis grupos.

Reynoso Femat, González Estrada, Felipe González, Rubén Camarillo y Martín Orozco Sandoval, además del ex senador y ex alcalde Alfredo Reyes Velásquez y el también ex senador Benjamín Gallegos encabezan esas corrientes, pero el alcalde de Calvillo, Jesús Soto López, advirtió que habrá más enfrentamientos tras la elección de julio.

"El gobernador cree que estamos con él, pero cuando pase la jornada electoral verá nuestro poder", advirtió el edil, quien busca encabezar un nuevo grupo para suceder a González Estrada en la dirigencia del PAN estatal.

La Jornada | Se recrudecen las divisiones en el PAN de Aguascalientes

REUNION.- Si por las vísperas se sacan los días, la cara con la que ayer salió del despacho principal del palacio grande, el presidente estatal del PAN, Arturo González Estrada indicó que no le fue nada bien durante su entrevista, él y los candidatos a diputados federales, más otros miembros del partido azul, con LARF. González mostraba una cara de disgusto luego de haber tratado ante el gobernador el expediente de Mario Alvarez Michaus, el controvertido ex-dirigente juvenil panista y actual titular del Instituto Aguascalentense de la chaviza. Expresaría AGE que para cerrar ese tema nunca más volvería a referirlo, pues más tarde se sabría que Reynoso le aceptó que hablara acerca de ello solamente por medio minuto. Y vuelta a la página.

Hidrocálido

Technorati tags:

0 comentarios