Compra en Amazon: Los más vendidos en ElectrónicaLa música más popular

Los tres gobiernos estatales más recientes han prometido modernizar el transporte público de pasajeros, lo único que han hecho es autorizar el aumento a la tarifa y boletinar sus buenos deseos.

Enseguida se presenta un recuento, no exhaustivo, de por que el transporte público de pasajeros en la ciudad de Aguascalientes presta un pésimo servicio y es un lastre para el progreso y la modernidad, que para algunos ya es realidad.

1. No hay una empresa dedicada a prestar el servicio de transporte público, hay concesionarios agrupados. La autoridad sanciona al concesionario, no a la empresa.
2. Las concesiones pertenecen a políticos, en gran parte. Tienen acceso a la autoridad que no los molesta aunque violen diversas disposiciones. No ha un padrón público real de concesionarios.
3. Los conductores de camiones urbanos laboran largas jornadas porque ganan por porcentaje de usuarios transportados. Se exceden con mucho de una jornada de ocho horas.
4. En las paradas no hay información sobre las rutas y sus trayectos. Los conductores se molestan cuando los usuarios preguntan.
5. Las unidades no tienen instalados dispositivos que eviten avanzar con las puertas abiertas. Hay accidentes porque los conductores dejan las puertas abiertas y los pasajeros caen. Las puertas no tienen sensores de obstrucción.
6. No hay un criterio unificado para el tamaño y tipo del número de ruta. Unos lo usan luminoso,'otros rotulado, otros ambos y en diversos tamaños.
7. No hay un registro público de concesionarios y unidades que han recibido sanciones.
8. Los números de ruta solo se muestran al frente de las unidades.
9. No hay un uniforme oficial para los conductores.
10. No hay un diseño único para rotular las unidades. Hay camiones verdes, blancos y algunos están cubiertos de publicidad.
11. No hay un diseño único para mostrar el número económico de las unidades.
12. La mayoría de las paradas no están señalizadas. Otras están obstruidas por elementos naturales o vehículos.
13. Cada unidad tiene colocado el timbre en diferente lugar. Algunos acompañados de mensajes groseros para los usuarios.
14. No hay unidades con dispositivos para transportar personas en silla de ruedas o discapacitados, como rampas que modifiquen el nivel de acceso.
15. No se expiden boletos para comprobar el pago de la tarifa vigente.
16. No hay a la venta boletos multiviaje o abonos por día, semana o mes. Haces un viaje, pagas un viaje. Por tanto, no hay transbordo gratuito.
17. El descuento a estudiantes es restringido a un tipo de credencial. Un estudiante que haga viajes ocasionales no puede recibir el descuento.
18. No hay descuentos para la tercera edad.
19. No hay mapas con las rutas, ni gratuitos ni a la venta.
20. Algunos conductores alteran rutas y paradas según su criterio. Después de las 21 horas, es aleatorio que una unidad se detenga si le haces la parada.
21. Las frecuencias de paso en cada ruta se desconocen y por experiencia de uso son aleatorias.
22. No hay página web ni app para consultar rutas, horarios de paso u otra información.
23. Por la noche hay unidades que circulan casi sin luz interior.
24. Algunas unidades llevan publicidad en su interior; no parece haber un criterio para el tamaño y tipo.
25. Algunas unidades lucen totalmente descuidadas en su interior: asientos rotos, timbres que no funcionan, falta de vidrios, pintura en mal estado, etc.
26. Pocas unidades muestran la tarifa vigente.
27. La mayoría de las unidades contaminan visiblemente.
28. En los recientes 15 años, la oficina del gobierno estatal responsable del transporte público ha peregrinado por, al menos 4 secretarías.
29. Se desconocen los criterios reales para obtener una concesión de prestación del servicio público de transporte de pasajeros.
30. No hay inspectores, debidamente uniformados, a los que lo usuarios puedan presentar quejas.

Está lista no es definitiva, se agradecen las contribuciones, en los comentarios o al correo que aparece en la columna de la derecha de este blog.