Compra en Amazon: Los más vendidos en ElectrónicaLa música más popular

Luis Armando Reynoso Femat, Gobernador del Estado, le tomó la palabra a Emilio Azcárraga Jean, presidente de Televisa, y pretende comprar a los Rayos.

En mayo del 2006, después de que el dirigente de FIFA, Joseph Blatter, recordara en conferencia de prensa el estatuto del organismo que impide la propiedad múltiple de clubes, el dueño del Necaxa, América y San Luis afirmó que la regla es sólo una recomendación, pero que él aceptaría vender al cuadro hidrocálido.

"(Lo difícil) es (ver) qué gente realmente le quiere meter a la superación del futbol mexicano. Televisa y yo nunca hemos violado ningún reglamento y se debe platicar, pero hoy no hay mucha gente que quiera invertir", comentó previo al partido de vuelta de la Final del Clausura 2006 entre Pachuca y sus ahora Gladiadores.

Fuentes consultadas por CANCHA aseguran que Reynoso Femat va en serio, al grado de ya haber sostenido reuniones con Azcárraga Jean, la última hace un par de semanas, para darle a conocer la intención de reunir a un grupo de inversionistas locales y tratar de tomar el control del cuadro hidrocálido.

Hasta el momento, las negociaciones apenas están empezando; incluso, Raúl Cuadra, Secretario de Finanzas de Aguascalientes, ya se reunió con gente del departamento administrativo de la televisora.

El presidente de Televisa está dispuesto a seguir escuchando, aunque fuentes cercanas a la negociación afirman que aún están lejos de llegar a un acuerdo, pues Luis Armando no ha logrado todavía juntar a los empresarios.

Además de lo económico, el único requisito para la transacción sería el voto a favor de los cuadros de Azcárraga Jean garantizado en la FMF, y los derechos de transmisión.

De concretarse la oferta, el contrato entre el Patronato de Futbol de esta ciudad y Televisa para tener a los Rayos en Aguascalientes, que estaba pactado por 50 años, podría terminar antes.

Fuente: Reforma.com

Hidrocálido también lo cuenta, a su manera:

¡Necaxa cambia de dueño y ahora sí es total y completamente HIDROCALIDO! Ayer fuentes oficiales en México y en esta ciudad confirmaron que varios de los empresarios más poderosos que radican en Aguascalientes llegaron a un acuerdo con Emilio Azcárraga Jean, presidente de Televisa para adquirir la franquicia de los Rayos y con eso se asegura que Necaxa no saldrá de esta localidad.

Las negociaciones, que se habían venido realizado sigilosamente desde hace algunos meses por fin llegaron a un feliz termino y ayer se aseguró que Necaxa pasará en unos cuantos días a poder de los empresarios locales quienes desde ya tienen grandes planes para convertir al equipo en un auténtico protagonista de la Primera División. Lo de la compra del Necaxa por gente de la Iniciativa Privada de esta ciudad era un secreto a voces y quizás por ello es que para este Torneo Apertura la dirigencia de Televisa dio preferencia al América y al San Luis en materia de refuerzos, porque ya se daba como un hecho que la franquicia de Necaxa sería vendida.

Con esto, queda bien confirmado que el equipo no se irá de Aguascalientes y que hoy más que nunca, en cuanto entre en posesión la gente de esta ciudad habrá grandes planes para convertirlo en un equipo que verdaderamente sea un orgullo y un distintivo de la ciudad. La negociación, repetimos, está confirmada. Fuentes de primerísima línea, tanto de Televisa, como de esta ciudad lo han asegurado a HIDROCALIDO e inclusive se dijo que ya se informó a la Federación Mexicana de Futbol por lo que es muy probable que en la próxima Asamblea de Dueños de Equipo se haga el anuncio oficial con lo que iniciará una nueva era para los que volverán a ser Hidro Rayos.

Los planes de los empresarios que han unido sus esfuerzos para hacer la compra a Televisa son en grande. Saben que para tener un equipo que verdaderamente se identifique con la gente tienen que hacerlo un triunfador y para ello no escatimarán esfuerzos ni se conformarán con las “sobras” de su hermano mayor, en este caso el América. El mensaje para la afición es que puede hoy más que nunca puede estar segura de que habrá Necaxa para rato y que el equipo no se irá de esta ciudad por ningún motivo. Es más, la prioridad es cumplir el contrato de 25 años para el comodato del Estadio Victoria y luego ampliarlo en lo que se pueda. Y conste, siempre contando con un equipo de Primera División, por lo que ya desde ahora se comisionará a gente que estará observando jugadores ya sea en Sudamérica e inclusive en la misma Europa pues se pretende que para el próximo Torneo Clausura los Hidro Rayos sean uno de los equipos sensación.

Y es que en honor a la verdad, hace cuatro años, cuando Necaxa se mudó a esta ciudad, ya estrenando el flamante Estadio Victoria, hay que reconocer que el equipo llegó disminuído pues se vendieron sus principales figuras, aquellas que lo convirtieron en los 90s en el equipo de la década. Desde su arribo a Aguascalientes, Necaxa ha participado en nueve torneos cortos y en sólo tres de ellos ha clasificado a la Liguilla, dos con Raúl Arias y uno más con Enrique López Zarza, pero de inmediato, a las primeras de cambio fueron eliminados.

Además, por si fuera poco, la verdad es que si el equipo no ha logrado el “maridaje” que se esperaba con la afición es simple y sencillamente porque sigue jugando muy feo y en la mayoría de las veces ni siquiera sabe a qué juega, pues pareciera que no hay sistema. Eso ha convertido a Necaxa en un equipo que no es atractivo en ninguna de las otras plazas de la Primera División y aquí, en su casa, en el Estadio Victoria hemos visto como paulatinamente la gente se ha ido retirando porque el equipo no termina por gustar. Se han hecho algunas contrataciones pero todas han sido, como se dice en el medio futbolístico, “de obreros”, esto es, gente de pelea, de defensa, pero no del talento que se requiere para practicar un sistema de juego que además de que sea vistoso sea al mismo tiempo contundente.

Lejos, muy lejos están los años en que Necaxa era una máquina de hacer goles y hasta eso, habrá que recordar que ni eso hacía que la gente fuera al Estadio Azteca en donde jugaban en familia. De poco sirvieron los títulos que se lograron en la década de los 90s cuando Enrique Borja llegó a la presidencia del equipo y llevó a Manuel Lapuente, luego llegó Justino Compeán, “El pelón” se fue a la Selección Nacional y quedó en su lugar Raúl Arias que convirtió a Necaxa en un equipo ultradefensivo que salía únicamente a contragolpear cediendo toda la iniciativa al adversario, tanto en casa como de visitante.

Eso hizo que Necaxa fuera perdiendo paulatinamente la fuerza que lo distinguió en la pasada década y cuando llegó aquí la cosa no fue diferente ya que por principio de cuentas se trajo a un equipo desmantelado, con muchos veteranos que ya tenían muy poco que aportar. Luego, todavía con Justino Compeán se hicieron algunas contrataciones que prometían mucho, pero que terminaron por tirarse a la “hamaca” disfrutando de sus sueldazos y de los antros. Salió Arias, llegó López Zarza y las cosas iban más o menos pero siguieron las indisciplinas y las parrandas y aunque se clasificó a la Liguilla salieron a las primeras de cambio, siguió Enrique y luego vino Hugo Sánchez nada más a hacer su show que le sirvió para llegar a la Selección Nacional.

Lo sustituyó José Luis Trejo, que venía de un tremendo fracaso con los Tigres y aquí no le fue mejor pues simple y sencillamente no tenía tela de dónde cortar porque aunque se moleste la directiva de los Rayos, el plantel que tiene es muy reducido y muy pobre. El único hombre de talento, si así pudiéramos llamarlo, es Fabiano y da una de cal por mil de arena por lo que así el equipo no propone y sale sólo a dar pases laterales, por lo que el sistema ofensivo que ofreció Hans Westerhoff quedó sólo en una mera promesa de político.

Ayer en México algunos medios trataron de decir una verdad a medias al comentar que se estaba en tratos para la adquisición de Necaxa, cuando la operación está concluida. Falta que se haga oficial durante la próxima Asamblea de Dueños y luego vendrá lo bueno. Los empresarios de Aguascalientes le apuestan a lo bueno y quieren a un equipo que brinde espectáculo y que sea aguerrido, algo así como las Chivas o el Pachuca, no un equipo del montón como lo ha sido hasta el momento.

Así las cosas, hay que esperar muy poco para la confirmación oficial y para conocer los planes que se tienen para el próximo Torneo Clausura en donde se asegura que Necaxa será totalmente distinto. Van a salir muchos que hasta hoy se consideran intocables y que cobran unos sueldazos que no desquitan. Van a recibir la oportunidad aquellos jóvenes que sienten los colores y que “se la han partido” y, lo principal, van a llegar refuerzos de verdadera categoría. Vendrán jugadores extranjeros y nacionales de reconocida calidad con la intención de convertir a los Hidro Rayos en uno de los equipos protagonistas, en un cuadro que dé gusto verlo jugar, en un equipo que se brinde tanto de visitante como de local y que en todo momento esté peleando por el título y no como ahora en que todavía ronda pora allí el fantasma del descenso.

Habrá algunos que tratarán de desmentir esto, pero ya son demasiadas las veces en que HIDROCALIDO ha dado las exclusivas que critican y que luego tienen que admitir. Todo quedará oficializado muy en breve. Unos Hidro Rayos que tengan en sus filas a jugadores comprometidos no sólo con los colores y con la ciudad, sino con los aficionados porque lo que estos empresarios están buscando es que Necaxa se convierta en verdad en el equipo de Aguascalientes, en un cuadro que le dé pelea y le gane a los más poderosos.

Así las cosas, lo mejor para la afición está por venir. Por fin después de cuatro años de más amarguras que triunfos las cosas van a cambiar y veremos a un equipo que en verdad será el orgullo de Aguascalientes, los Hidro Rayos del Necaxa.


Technorati tags:

0 comentarios