Compra en Amazon: Los más vendidos en ElectrónicaLa música más popular

Hay de renuncias a renuncias. Y si del gobienro estatal se trata, la variedad es mayor.

Xavier González Fisher, ex procurador, le renunció al gobernador Luis Armando Reynoso Femat en los primeros meses del sexenio. El documento estuvo en algún cajón, empolvándose, hasta que Fisher le dijo a Reynoso que si no le aceptaba la renuncia la haría pública.

Filiberto Ramírez Lara también le renunció al gobernador. Lo dijo él mismo. Entre las razones que dió fue que no lo estaban apoyando. Y sin embargo, fue ratificado. SIgue en la Secretaría de Seguridad Pública.

En cambio, Jorge Mauricio Martínez Estebanez, ahora ex Secretario de Gobierno, presentó su renuncia y de inmediato lo dejaron ir.

El rumor de la salida de Jorge se esparció el domingo por la noche. Se iba. Pero no se conocían las razones. Era un rumor sorpresivo. Pero con bastante credibilidad, tanto que El Heraldo de Aguascalientes lo mandó a la nota principal. La duda se apuntalaba en que es de sobra conocida la relación de Martínez Estebanez con Reynoso Femat, desde que en de 1999 a 2001 fue Secretario del Ayuntamiento.

La confirmación del rumor del domingo abrió una amplia brecha para las especulaciones del lunes. La mas fuerte: en una reunión de gabinete, el mismo Reynoso Femat recomendó a sus colaboradores impulasar la candidatura de Raúl Cuadra, actual Secretario de Finanzas, para la alcaldía de Aguascalientes. Y, aquí fue el punto de quiebre, la de Luis Arteaga Niepmann, un funcionario sin sueldo pero con facultades para disponer del presupuesto de la CODAGEA y otras áreas, para la gubernatura.

Así, la decisión del gobernador debió afectar el ánimo de Estebanez y lo obligó a salir del gabinete.

Antes, también, Hidrocálido había anunciado el relevo en el IEA, mismo que el gobernador se limitó a confirmar.

Cierto es que el mandatario estatal puede hacer los cambios que quiera en su gabinete. Lo interesante es el modo de hacerlos. Vía periodicazos. Y en casos como el del IEA mas por pleitos dentro de la dependencia, como es el caso de que Lula, la hermana del gobernador, decida por el titular, que por interés de mejorar el desempeño de esa parte del gabinete.

Es también el caso de la salida de Estebanez, quien al ver que sus aspiraciones políticas topaban con piedra, optó por la retirada.

De la forma, pues el fondo los ciudadanos no alcanzamos a atisbarlo, se puede inferir que los relevos en el gabinete del gobernador han obedecido a presiones externas, a crisis que estallan, a broncas sin posibilidad de resolverse. No han sido producto de una planeación estratégica, de un sesudo análisis. Son volantazos, movimientos por reflejo, aspirinas para aplacar el dolor de un cáncer que carcome el proyecto de gobierno.

Al cabo que los ciudadanos pueden pagar esos experimentos. Y mas, si se requieren.

Technorati tags:

0 comentarios