Compra en Amazon: Los más vendidos en ElectrónicaLa música más popular

Templo Mayor

F. Bartolomé

SI LA PLAZA DE TOROS fuera el termómetro de la popularidad como gobernante, Luis Armando Reynoso debería ir pensando en hacer maletas.

Y MÁS cuando al gobernador de Aguascalientes le encanta la fiesta... brava.

EL SÁBADO, en la corrida de la Feria de San Marcos, el matador Fernando Ochoa le brindó un toro al mandatario que se encontraba en el palco principal del coso.

Y EL PÚBLICO que sabe cuándo aplaudir a un buey, le dedicó tremenda rechifla al gobernador, que casi provoca el arrepentimiento del matador.

CON CARA DE "ya ni modo", Ochoa regresó con la muleta para dar unos cuantos trapazos sin que la faena llegara a lo regular.

A REYNOSO le gritaron de todo desde la tribuna y lo único que hizo fue regresar a su vaso rojo de plástico para decir con sus acompañantes: "¡salud!"
Fuente: Reforma, columna Templo Mayor, lunes 30 de abril de 2007.

Technorati tags:

0 comentarios