Compra en Amazon: Los más vendidos en ElectrónicaLa música más popular

Retirado de la promoción cultural, jubilado prefiere decir, Víctor Sandoval (Aguascalientes, 1929) busca recuperar el tiempo perdido alrededor de su otra pasión: la poesía. Confiesa que debido a las décadas entregadas a su trabajo en la vida pública, sin por ello arrepentirse, descuidó esa otra faceta que define su existencia.

“Realmente mi trabajo principal es de promotor cultural, soy poeta de fin de semana. Uno me daba para comer: la promoción. La poesía me da la gran satisfacción de escribir y de imaginar”, asegura el escritor.

Sin embargo, esos fines de semana entregados al acto literario le sirvieron para darle vida a siete libros —entre los que se encuentran Para empezar el día, Fraguas o Agua de temporal—, mismo que conforman la poesía reunida que trabaja el Fondo de Cultura Económica, bajo la selección de Marco Antonio Campos y prólogo de Hugo Gutiérrez Vega.

Pero también para haber sido elegido como ganador del Premio Iberoamericano de Poesía Ramón López Velarde, máxima distinción literaria otorgada por el gobierno de Zacatecas.

“Además de ser el padre soltero de la poesía mexicana, con López Velarde se inicia una nueva etapa de la poesía mexicana y todos lo reconocemos así, nos sentimos deudores de él. Eso sí se refleja en mi obra, tengo una enorme influencia de su poesía.”

Creador de la primera casa de cultura en Aguascalientes, que con el paso de los años se convirtió en ejemplo de la promoción cultural desde las instituciones públicas, Sandoval advierte acerca de lo inexplicable que rodea al misterio de la poesía, que se disfruta al crearla mas no se sabe cómo surge.

“Si usted me pregunta por qué escribo, no sabría qué decirle, como muchas cosas en la vida, no se planifica. La poesía no tiene tiempo ni lugar, no es como el ensayo o la novela que se planifica. En la poesía uno va por la calle y de repente surge una frase ante un hecho, una mujer hermosa, etc.

“Con la poesía uno se siente realizado plenamente. Cuando se deja de escribir por un tiempo es como si algo le faltara a uno, como si la sangre no circulara bien y cambia el modo de ser, el modo de actuar. La poesía nace, crece, se reproduce y también se seca.”

Hombre de poesía
En sus años mozos, Víctor Sandoval ganó algunos premios en juegos florales, tanto en Aguascalientes como en Zacatecas. De ahí en fuera, los reconocimientos por su poesía no habían llegado: en parte porque estaba más interesado en su trabajo de promoción cultural, aunque también por el poco tiempo dedicado a promover su propia obra.

Quizá por ello la satisfacción por el premio sea mayor, sobre todo si está “acompañado de un estipendio nada despreciable”, bromea antes de viajar a la ciudad de Jerez para recibir otro reconocimiento.

“Aunque no escribía estaba dentro de la poesía. Soy asiduo lector de poesía, conozco a los autores del alma hispana, no tengo el privilegio de leer poesía en otro idioma.”

Sus primeras lecturas se dieron bajo la guía e influencia de su madre, quien le enseñó a leer y a escribir mucho antes de ingresar a la escuela. Con ella recorrió los caminos de Rubén Darío, Amado Nervo, Manuel Acuña, Manuel José Othón, Manuel Gutiérrez Nájera, Salvador Díaz Mirón y muchos otros.

Su trabajo en la promoción cultural tiene muestras concretas, ejemplos de su paso: casas de cultura, museos, el apoyo a la comunidad con instrumentos que les permitan crecer en ese ámbito, mientras el poeta ha tenido que ocultarse más, vivir en la intimidad, por eso en la actualidad se sabe que en la promoción ya terminó su trabajo, pero pocos están enterados de que se dedica por entero a la poesía.

Don Víctor Sandoval recibirá el Premio Iberoamericano de Poesía Ramón López Velarde esta noche, en un acto encabezado por la gobernadora de la entidad Amalia García Medina, y con el apoyo de dos poetas que ya han recibido el galardón: Hugo Gutiérrez Vega y Juan Gelman, quienes se encuentran en la capital de Zacatecas para reflexionar en torno a la obra poética del galardonado.
Milenio | Había sido poeta de fin de semana: Víctor Sandoval

Technorati tags:

0 comentarios