Compra en Amazon: Los más vendidos en ElectrónicaLa música más popular

Para su empleador, el Gobierno del Estado de Aguascalientes, los maestros son delincuentes de alta peligrosidad. Al mismo tiempo, son tan tontos que se les puede esquilmar parte de su salario. Y, si no es suficiente, también son personas que salen a las calles y protestan por "sus justas demandas".

La poliédrica visión del patrón de los mentores parece, a simple vista, contradictoria. Pero solo es reflejo del intenso deseo de mantener las cosas como estaban y aplanar, a como de lugar, el chipote que en la tersura de a la mitad del camino sexenal representó el paro magisterial.

Desde el lunes seis, los maestros de Aguascalientes rebasaron a la secretaria general de la Sección Uno del SNTE, Juana Alicia Espinoa de los Monteros y se fueron a un paro general en el estado. Una acción que sorprendió a los medio de comunicación en fuera de lugar; molestó a los padres de familia que conforme avanzó la semana y se conocieron detalles de las razones del paro, lo apoyaron; y, rompió con la monotonía imperante en la tierra de la gente buena.

Por estos días, el acceso al Instituto de Educación (IEA) es un cuello de botella con la aduana de un registro con santo y seña de nombre, motivo de la visita y mas para poder ingresar a un edificio público en el que siempre hay maestros y maestras recorriendo pasillos y haciendo fila en las ventanillas.

A unos pasos, un policía estatal desayuna con el plato en la mano y sonríe ante los gritos de los viene viene que han hecho de la estrecha lateral su reino. El uniformado echa un ojo al acceso al IEA, a su patrulla estacionada a un costado y al viene viene. Hoy está de rutina, no hay maestros cerrando la calle o gritando consignas.

Ya dentro, los mentores que solicitaron un pago parcial de aguinaldo, sea porque regresaron de un permiso o porque solicitaron alguno en el transcurso de 2013, se enteran que el propio gobierno estatal viola sus derechos laborales y no ha generado los cheques correspondientes a una prestación que desde diciembre de 2013 debió pagarse. La burocracia educativa no sabe cuando saldrán esos cheques.

En la Plaza de la Patria, que pronto se llamará Macroplaza de la Patria, en el centro de la Ciudad de Aguascalientes, los maestros tienen que caminar entre decenas de patrullas para alcanzar la puerta de Palacio de Gobierno, otro edificio público, que al menos para ellos, está cerrado. Sus gritos rebotan en la fechada de tezontle rojo recientemente remozada.

Con los motores encendidos, las patrullas desplegadas en Plaza de a Patria son una instalación de utilería frente a una manifestación que congrega pocos maestros, el resto está en las escuelas pero no recibe alumnos.

Si al ver las patrullas pensaste que era inminente un ataque del crimen organizado, lástima por tu alborotada imaginación. En Aguascalientes no pasa nada. Los maestros no son delincuentes peligrosísimos, más bien se parecen a niños que se les puede arrebatar parte de su salario, cual si fuera un caramelo.

A las puertas de la sede de la Sección Uno del SNTE, por la salida a San Luis Potosí, al otro lado de la avenida frente a la sede del propio IEA, hay varios módulos que ofrecen servicios diversos a los maestros, todos mediante módicos descuentos vía nómina. Computadoras, pantallas planas, muebles diversos, seguros, casas y mas pueden adquirirse con el sencillo sistema de pagarlo con un descuento vía nómina.

Pero esa es solo la parte bonita del sistema. El reverso es, por estos días, un infierno. Los maestros ya lo sabían pero hasta ahora dimensionaron el grave problema: los descuentos que les hacen vía nómina no llegan a los proveedores de servicios, que ya comenzaron a emprender acciones legales contra los maestros "deudores".

Un botón de muestra. Una maestra va a FOVISSSTE para enterarse de cuánto debe de la casa que hace años adquirió y cuyos pagos se descuentan mensualmente de su sueldo. La profesora ya sabe que ha terminado de pagar su casa y que tiene un saldo a su favor de 20 mil pesos. La mala noticia es que FOVISSSTE no puede devolverle ese dinero porque el IEA lo descontó pero no lo ha transferido al FOVISSSTE.

Y así para el resto de empresas que venden productos y servicios a los maestros, la transferencia de los pagos descontando sigue esperando. Y seguirá porque del tema nada dice el gobierno estatal.

El motivo del paro de los maestros aguascalentenses es una carta retrasada al Niño Dios, a Los Santos Reyes y Santa Clós, también al gobernador Carlo Lozano. Exigen el pago correspondiente al bono de  rezonificación; el pago del bono sexenal; el estímulo en calidad docente; y, la segunda parte del aguinaldo.

Además, quieren saber qué paso con el dinero de los descuentos vía nómina que no ha sido transferido a FOVISSTE y a diversas empresas proveedoras de bienes y servicios. Y también desean saber porque los descuentos de ISR son por montos que rebasan lo correspondiente a 2013. Aunque parezca broma, del descuento excesivo del ISR los maestros se enteraron hasta enero, pues en diciembre no les entregaron sus talones de cheque.

Aún así, en medio de la protesta, el gobernador Carlos Lozano escribió en su Página de Facebook: "Tenemos buenas noticias para los maestros de Aguascalientes: el Gobierno Federal nos respaldará para atender sus justas demandas".

El jueves 9 por la tarde, el dinero de la segunda parte del aguinaldo comenzó a aparecer en las cuentas de los profesores que comenzaron a hacer filas en los cajeros automáticos. Y también a hacer corajes porque del resto de bonos pendientes nada de depósito.

Sin embargo, hay una parte de la película que no se ve, al menos no de modo claro. En el lado oscuro del conflicto magisterial hay también un caleidoscopio de asuntos: la guerra sorda por el control de la Sección Uno del SNTE que por ahora mantiene Espinosa de Los Monteros; el destino del dinero descontado vía nómina a los maestros y que no fue transferido a los proveedores de bienes y servicios; y, de cuánto es el déficit del IEA, un lastre que va camino de convertirse en una bomba financiera.

Por estos días, la radio vomita un corte si y el otro también avisos de que el gobierno estatal les ha cumplido a lo maestros. Algunos seguramente le bajarán rayitas a su molestia luego de cobrar la parte complementaria del aguinaldo. Qué harán los demás. Eso se verá después.

Y ya no está estacionado en la Plaza de la Patria el parque vehicular de la policía estatal.

@jmrobledo

0 comentarios