Compra en Amazon: Los más vendidos en ElectrónicaLa música más popular

Patricia Kelly reseña en El Universal el libro Homofobia, del periodista Fernando del Collado y editado por Tusquets, en el que se aborda el tema de los crímenes por odio en México.
El libro, dice Kelly, parte del trabajo que ha desarrollado la Comisión Ciudadana contra Crímenes de Odio por Homofobia y se complementa con las investigaciones del propio Del Collado.
Patricia recupera del libro lo siguiente:

“No se permite la entrada ni a perros ni homosexuales”, reza un letrero del balneario Ojo Caliente, de Aguascalientes. El texto fue avalado por el alcalde de ese estado, Luis Armando Reynoso Fermat.

“Invitaré a mi equipo de trabajo a las mejores personas de Aguascalientes. No me importa de qué partido sean, no me importa de qué religión sean, pero no vamos a invitar putos”, también dijo Armando Reynoso Fermat, de acuerdo con el libro.
Una raya mas al tigre.

Otro aguascalentense citado en el libro, y en el artículo de Kelly:
“A mí me podrán acusar de todo, menos de ratero, rajón y joto”: Felipe González, gobernador panista de Aguascalientes.
Algo que no es novedad, pues frecuentemente expresa ideas similares.

Technorati tags:

3 comentarios

  1. Alek // martes, julio 03, 2007 12:07:00 p.m.  

    Me pongo a pensar, si asi de atrasados( en ideas, etc) estamos por alla, como demonios tomaran el caso de la transexualidad?

    Otro diputado mas con la cabeza llena de mierda, no , que digo de mierda, pues nisiquiera eso tiene en la cabeza.
    En algun lugar deberia de haber un letrero que diga: " no se le permite el paso a alcaldes, ni perros, ni cerdos..."


    P.D: No se si les habia mencionado que yo vivia en Aguascalientes...

  2. Anónimo // jueves, julio 05, 2007 8:19:00 a.m.  

    Pues no seran "p u t o s" pero si narcos y cocos, por algo Luis Armando cierra la Starmedica y la CMQ cuando se pone bien drogadote.

  3. Marco Aguirre // domingo, julio 22, 2007 8:05:00 a.m.  

    Yo creo que bien puede estar uno en desacuerdo con el estilo de vida homosexual sin haber necesidad de expresarlo ni ofender a dichas personas. Eso no es de politicos de nivel, menos aún de aquéllos que dizque defienden la dignidad de la persona.

    Saludos,