Compra en Amazon: Los más vendidos en ElectrónicaLa música más popular

La sociedad de Aguascalientes está viviendo un verdadero viacrucis para obtener lo mínimo requerido para tener acceso a una alimentación adecuada, señalo Cuauhtémoc Escobedo Tejeda, presidente estatal del Partido de la Revolución Democrática en Aguascalientes, en rueda de prensa llevada a cabo este día en las oficinas del Partido en la entidad.
La política económica de los gobiernos panistas han provocado un alza drástica en los productos de la canasta básica, agregó Escobedo Tejada, quién manifestó que diversos economistas han establecido que en diciembre de 2005, dicha canasta representaba un gasto de tres mil 902 pesos al mes, en tanto que para octubre de  2011 el costo llegó a cinco mil 966 pesos. Lo cual significa que en tal periodo, la brecha entre el costo de la canasta básica familiar y el salario mínimo se ha abierto pues, mientras el incremento de precios de los productos indispensables en el hogar ha sufrido un aumento de poco menos del 50%, al pasar de tres mil 902 pesos a cinco mil 966 pesos, el salario mínimo se elevó un poco menos de un tercio al pasar de mil 360.50 pesos a mil 743 pesos.
Tomando en consideración lo anterior el ingreso que debería de tener un trabajador para cubrir las necesidades más apremiantes, tendría que ser más elevado, pues, al menos debería estar por los nueve o 10 salarios mínimos mensuales, (ingresos por arriba de los 17 mil pesos) para tener el mínimo de bienestar cubierto, que señala la ley.
De los 121 artículos que contempla la canasta básica, 101 ha reportado aumentos. Los productos que han visto elevar más sus costos han sido el chile ancho, la papa, el plátano, la naranja, la lima, el tocino, el jamón, el frijol, el queso, las galletas saladas, las carnes frías, las leguminosas, los cafés, aceites y mantecas, los artículos para el cuidado personal, las aves y los vinos. En Aguascalientes los precios por kilo de frijol es de 24 pesos, huevo 19 pesos, pollo 30 pesos, chile verde serrano 17 pesos, jitomate 8 pesos, carne de cerdo 60 pesos, carne de res 75 pesos, leche 12 pesos, tortilla 12 pesos. 
Este aumento en los precios corresponde principalmente a los productos que vienen del sector agropecuario y que se han visto afectados por las sequías e inundaciones que sufrió el campo mexicano, lo cual provoca escasez de los alimentos y encaramiento de ellos, que  el consumidor a fin de cuentas debe pagar. En contraste con lo anterior los insensibles gobiernos panistas, siguiendo el ejemplo de los últimos emanados del PRI, siguen abandonando al campo mexicano y le apuestan sus baterías a realizar obras de relumbrón que además de no ayudar en nada a la población se ven llenas de actos de corrupción, como botón de muestra basta ver el costo de la "Estela de luz" que estuvo en los 1035 millones de pesos como un monumento a la pobreza que existe en México, lo equivalente a 96 millones de dólares, la cual tuvo un costo mayor en  642 millones de pesos a lo presupuestado en un principio, por lo cual más que un monumento al bicentenario es a la corrupción.
La tendencia alcista de los precios es algo que el Gobierno federal no ha querido reconocer  y  por el contrario,  sigue  olvidando al campo, con lo cual el país sigue perdiendo soberanía alimentaria, y la población enfrentando todos los daños colaterales que esto implica, tales como desnutrición, bajo rendimiento escolar, enfermedades gastrointestinales, entre otros.
Por ello proponemos y exigimos que en Aguascalientes se instale como una política de estado los asuntos relacionados con la producción agropecuaria. Igualmente, se intensifiquen acciones para disminuir los niveles de desempleo y subempleo que siguen altos en nuestro estado.

0 comentarios