Compra en Amazon: Los más vendidos en ElectrónicaLa música más popular


Bajo la influencia de la obra del español Ignacio Zuloaga y Zabaleta y del francés Eugéne Henri Paul Gauguin, la obra de Saturnino Herrán (1887-1918) , que se exhibió hasta ayer en el Museo del Palacio de Bellas Artes, será llevada a Aguascalientes, ciudad natal del pintor.
Así lo dio a conocer Saturnino Herrán Gudiño, nieto del artista, quien comentó a Notimex que esta muestra que registró cerca de 100 mil visitas en el máximo recinto cultural del país, se presentará en el Museo de Aguascalientes, en tres semanas aproximadamente.
'Ya existe el compromiso de que itinere en ese entidad, luego por Guadalajara y estamos viendo otras instancias que no han confirmado su interés; pero primero se va a Aguascalientes y esperamos que sean las 107 piezas con las que contamos, entre pintura, dibujo, óleos, gráfica y revistas', dijo el también guionista y documentalista.
Herrán Gudiño expresó su beneplácito por el éxito de "Saturnino Herrán: instante subjetivo" y mencionó que su paso por el recinto de mármol dejó en claro que la obra de su abuelo sigue vigente.
'La vigencia estriba de que Saturnino, en un periodo de 10 años únicamente, produjo sus más de 100 piezas en medio de la guerra y la barbarie. Su paso por Bellas Artes permite revalorarlo y darle el lugar que se merece en el arte mexicano', dijo.
Comentó que fue su abuelo quien toma los elementos y las bases para desarrollar después el movimiento muralista, algo que el propio José Clemente Orozco reconoció.
Como actividad alterna a la exposición, el nieto del artista ofreció una charla, en la que se tenía previsto la participaciçon de Víctor Muñoz, amigo y experto en la obra de Saturno Herrán, sin embargo, por motivos de salud no pudo asistir.
El curador habló brevemente de la vida de su abuelo y el interés del investigador Víctor Muñoz en su obra. 'Curiosamente a Víctor le surgió la fascinación por Herrán durante charlas que él y yo tuvimos, pues hemos sido amigos por más de 40 años, además de que él apreciaba la calidad plástica de mi abuelo y los temas que incluía', dijo.
Agregó que Muñoz comprendió la actitud de Saturnino ante un problema social, Herrán daba en sus obras el mismo valor plástico que le daba los ciudadanos; y esta actitud tan personal, de elementos de identidad, tuvo en Muñoz una identificación.
Acompañado de Itzel Vargas, directora del Museo del Palacio de Bellas Artes, Herrán Gudiño reconoció que a partir de la hegemonía del Muralismo Mexicano, Saturnino estuvo en el olvido.
Comentó que fue pionero en la pintura moderna del siglo XX, al tomar por temas de su trabajo diferentes aspectos de la vida mexicana.
En sus lienzos cobraron vida temas relacionados con el México Antiguo y con las costumbres nacionales, proyectando, sin ceñirse a los cánones de la belleza clásica, la correspondiente a la indígena y criolla.
'Sin duda alguna, Saturnino Herrán fue el precursor de una corriente pictórica que trascendió como lo demuestra la obra de Diego Rivera', indicó.
'La ofrenda', 'La criolla del mantón', 'La criolla de la mantilla', 'El rebozo', 'El jarabe' y 'El cofrade de San Luis', realizadas entre 1913 y 1918, son algunas de las obras más sobresalientes de Herrán.

| Expo de Saturnino Herrán, a Aguascalientes

0 comentarios