Compra en Amazon: Los más vendidos en ElectrónicaLa música más popular

En su columna dominical, Hidrocálidas, el director de Hidrocálido, Agustín Morales, resumió el pasado 21 de septiembre de 2008 el fiasco que resultó de la intervención del Ejército Mexicano y las fuerzas federales a la Policía Municipal de Aguascalientes:

Fue un shock inducido. Entre la población se había recibido con marcado optimismo el aparatoso operativo de incursión militar y de federales en las instalaciones de la policía Preventiva del Municipio de Aguascalientes, pero a la vuelta de unas horas todo era confusión y, al cabo, decepción porque ninguno de los uniformados detenidos -se sabría luego que también torturados en la PFP- continuaba detrás de las rejas.
Quedó en nada la depuración pese a la forma espectacular como fueron desarrollados los acontecimientos. Mientras se conocía que la cifra de apresados crecía como la espuma, en esas horas agitadas en que se desencadenaron las versiones extraoficiales y los infaltables rumores, los datos divulgados eran acogidos por la población entre expresiones de satisfacción y los voceros de los grupos de mayor representación socioeconómica manifestaban halago por la energía con la que se actuaba en esos momentos. Ya por la noche el panorama había cambiado y el pesimismo cayó pesadamente sobre el ánimo popular.
Si es cierto que las fuerzas federales combinadas se desempeñaron en base a datos de Inteligencia, éste quehacer queda fatalmente parado ante los aguascalentenses. Pero es más grave si se comprueba que todo se debió a sesgadas «filtraciones» de la delincuencia organizada, para generar desilusión entre varios de los mejores y probadamente leales uniformados locales, porque en esta circunstancia los que habrán ganado la partida son los sicarios.
Después de lo que acaba de tener lugar no hay espacio para el comentario. La gente en adelante se negará a creer en nada porque se siente defraudada en vista de que le hicieron aceptar lo que no era cierto. Y ese desánimo va a tener un peso determinante en futuros eventos. Se habían construído tantas expectativas al calor de aquella sorpresiva incursión, que a la hora de quedar todo en ceros nuevamente, el público ya no quiso saber más.
Y por si eso no fuera suficiente, los posicionamientos del secretario general de gobierno estatal y el alcalde aumentaron lo ridículo de la situación.

Peor aún, las denuncias que ese mismo día al atardecer hicieron los policías municipales retenidos, en el sentido de que fueron vejados, torturados y amenazados por los agentes federales, sin que les presentaran pruebas de las razones para sacarlos de las diversas instalaciones de la corporación municipal.

Ahora, esos policías municipales han quedado en la orfandad jurídica, pues ni su empleador, en este caso el gobierno municipal, les acercó un abogado y tuvieron que ir a conseguir uno hasta San Luis Potosí.

Este lunes, el alcalde Gabriel Arellano leyó un comunicado, en el que pinta su raya frente a la posible entrada del Ejército Mexicano a patrullar las calles:
Como ustedes saben, el pasado 18 de septiembre se llevó a cabo una acción de revisión del personal activo con el que cuenta la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal de Aguascalientes.

La intención de dicha revisión era la de garantizar que nuestro personal cubriera con los requisitos y perfiles necesarios para el desempeño policial en los distintos aspectos, de idoneidad, psicología, toxicología, desempeño ético, aptitud física, entre otros; de esta manera nos permitiría contar con una policía municipal idónea.

Quiero expresar que en estos momentos aún no cuento con el informe o reporte oficial de dicha revisión, realizada por el Centro de Control de Confianza, esperamos contar lo más pronto posible con estos resultados, y conocer cuál fue la metodología empleada para la evaluación y valoración de los elementos de nuestra policía preventiva.

Es importante sin embargo mencionar, que de todos los elementos evaluados no se ha hecho ninguna consignación de alguno o algunos de ellos, por lo que en estos momentos no podemos aún definir el resultado de la valoración de los elementos que fueron revisados. Algunos de ellos fueron en ese momento detenidos, interrogados y más tarde liberados, por falta de elementos probatorios, por ser sujetos a otro tipo de detenciones.

Diversos elementos han manifestado su inconformidad con el trato recibido durante dicho operativo, y están en su pleno derecho de ejercer las acciones legales conducentes, y contarán con el respaldo de la administración municipal.
Quiero expresar en este comunicado, un amplio y firme reconocimiento a los miembros de la Policía y Tránsito Municipal de Aguascalientes, que han arriesgado su vida por nosotros, tenemos muchos buenos policías que hacen su diaria labor con dignidad, honor y compromiso, sólo elementos que creen que es posible garantizar el orden y la tranquilidad social de nuestras familias, y que quieran actuar con honor y profesionalismo, tienen cabida en nuestra corporación.

Quiero decir una vez más, que los buenos policías, aquellos que saben portar con honor, honestidad y dignidad su uniforme, tendrán un lugar en la historia de nuestro municipio, a todos ellos les expreso mi más sincero reconocimiento.

Instruyo al Secretario de Seguridad Pública Municipal, licenciado Juan Francisco Gavuzzo Navarro, que sea el conducto para transmitir a estos miembros de la corporación de policía y tránsito del municipio, que están comprometidos con su labor, mi personal reconocimiento a su desempeño, así como reconocer públicamente a las esposas, esposos, y familiares de estos, quienes con su apoyo son el pilar esencial para que los policías continúen con su trabajo para brindar seguridad al municipio de Aguascalientes.
También aprovecho para reiterar que el Municipio no se militariza, la policía municipal continúa bajo el mando de un servidor, como lo marca la ley, nuestros elementos continuarán realizando sus labores cotidianas rondines en el municipio, en la forma en la que normalmente están programadas.
La revisión llevada a cabo la semana pasada por las fuerzas federales, en ningún momento significó para el Municipio una pérdida de nuestra soberanía municipal, las acciones y eventualmente, las acciones que pudieran realizarse, deben estar siempre en apego a la ley, y respeto a los derechos humanados. Debemos tener una policía de coordinación interinstitucional entre los órdenes municipales, estatal y federal, pero siempre apegado a derecho y a lo que consagran nuestras normas fundamentales.
Aguascalientes no está aislado de los fenómenos nacionales que están ocurriendo en esta materia, por lo cual, estos acontecimientos no son privativos de Aguascalientes, pero aquí estamos comprometidos y les haremos frente, e iremos hasta las últimas consecuencias.

Hacemos también un respetuoso llamado a la opinión pública, los exhorto a que llevemos a cabo nuestros juicios y valoraciones acerca de estos delicados temas, de una manera por demás objetiva, cuidadosa, y prudente, continuaremos con los planes y programas que ya nos hemos trazado, el tema de la seguridad pública es prioritario por lo cual no hemos escatimado en tiempo, ni en recursos para este tema, por ello hemos realizado las inversiones necesarias en materia de capacitación, equipamiento, tecnología , inteligencia policial, certificación, que son pertinentes para profesionalizar a nuestra policía, seguiremos siendo la policía de mayor proximidad, siempre bajo lo que la ley nos faculta como policía preventiva.
Nuestros elementos deberán de estar cada vez más capacitados para hacer su labor con total profesionalismo, lealtad, honor y entrega, las actuales condiciones nos hacen reflexionar de que es momento de cerrar filas por encima de cualquier interés, en pro de un solo objetivo, Aguascalientes, sólo juntos, ustedes, los ciudadanos y el gobierno , podremos continuar, y combatir la delincuencia, desde la trinchera de nuestras actividades y obligaciones, haciendo un frente común, compartiendo responsabilidades y asumiendo unidos , cada minuto, cada hora, cada día de esta etapa de nuestras vidas.
Para que unidos podamos recuperar el Aguascalientes que queremos para nuestros hijos
Respecto del apoyo a los policías municipales retenidos, el secretario de seguridad pública, Juan Francisco Gavuzzo Navarro, dijo:
Ya como señalamos, hay asesoría legal, médica, psicológica para el que así lo desee, hay que ser muy puntuales, no se trata de lavarnos las manos, en caso de que haya una lesión en una persona, no es la institución quien tiene que denunciar, puesto que legalmente, hablamos estrictamente de derecho, es el individuo, la persona que se vea afectada, quien puede presentar su denuncia de hechos por esa razón, legalmente así queda establecido.
Por supuesto, esas son las declaraciones del alcalde y su secretario de seguridad pública. Lo que denunciaron los policías fue diferente y se alcanza a leer entre líneas: que los policías denuncian, pero en realidad no cuentan con el respaldo de su gobierno municipal.

Mientras, los ciudadanos están frente a un show de rounds de sombra.

Technorati tags:

0 comentarios