Compra en Amazon: Los más vendidos en ElectrónicaLa música más popular

El sábado 19 de abril, en la zona de la Feria Nacional de San Marcos, la Policía Municipal detuvo a 97 personas. El domingo 20 la cifra se redujo a 101 detenidos. Entre la noche del sábado y la madrugada del domingo, cinco policías resultaron heridos mediante botellazos y a patadas, cuando intentaron controlar diversas riñas.

La zona de las cervecerías es el punto de conflicto, el dolor de cabeza de la policía municipal. La hora crítica es alrededor de la 1 de la mañana. Las riñas colectivas, las batallas campales, son el principal motivo de la detención; pero son protagonizadas, principalmente, por menores de edad, que están ebrios y según el gobierno municipal consiguen la cerveza a través de personas mayores.

Los uniformados tardan entre 30 y 51 segundos en atender una riña u otro tipo de conflicto en la zona ferial.

El recuento del primer fin de semana de la verbena abrileña lo hizo el alcalde de Aguascalientes, Gabriel Arellano, en su acostumbrada conferencia de prensa de los lunes.

Arellano reveló que el peso de mantener la seguridad en la verbena recae, principalmente, en la Policía Municipal. Dijo que "la gente del Gobierno (estatal)", la Policía Ministerial, están cuidando el Casino de la Feria y el Palenque.

Los reporteros hablaron de 20 campales junto a la Plaza de Toros y el Secretario de Seguridad Pública, David Ramírez Padilla, respondió que una de las causas de las riñas son los tumultos que generan las tamboras, los tamborazos, que no han respetado la zona que se les asignó y deambulan por varios puntos de la zona de feria.

Por su lado, el Patronato de la Feria, en voz de su presidente Raúl Alvarez, reconoció en declaraciones a la radio local que el problema de la venta de cerveza a menores, a través de adultos precisó, deriva en batallas campales entre diversas bandas, principalmente de cholos.

Es decir, en 2008 se repitió lo mismo que en 2007, la falta de coordinación entre la autoridad municipal, la autoridad estatal y el Patronato de la Feria expuso a los feriantes al riesgo de quedar enmedio de una batalla a botellazos entre las bandas que trasladan a la Feria sus añejas rencillas.

Tantos millones gasta el gobierno estatal en vender la imagen de una feria segura, olvidando que los anuncios en la tele no hacen seguro un festejo que abarca mas de 80 hectáreas y, necesariamente, reune a personas con diversas intenciones. Con dos o tres de esos millones se pudo planear para evitar lo ya sabido. Y no se hizo.

Technorati tags:

1 comentarios

  1. Anónimo // martes, abril 22, 2008 4:30:00 p.m.  

    Como prevenir tanto hecho irresponsable? Simple con un buen castigo un minimo de 15 dias encarcelados y sobrios!!!!!! Para ver si vuelven a reincidir.