Compra en Amazon: Los más vendidos en ElectrónicaLa música más popular

En la fachada de la casa de cantera marcada con el número 506 de la calle Colón, en el céntrico barrio de Triana, sobresale una placa con la leyenda: “Aquí nació el poeta del toreo Alfonso Ramírez: `Calesero`”.

Los homenajes al matador no terminan ahí. En Aguascalientes existe además una calle con su nombre en ese barrio y hasta un monumento en su honor, junto a la Plaza Monumental de Toros, develado tres años antes de la muerte de “Calesero”, en 2002.

La veneración de los aguascalentenses hacia el torero contrasta con el escaso reconocimiento hacia su hermano, Ernesto Ramírez Alonso, el llamado “Señor Telenovela”, quien también nació en esta ciudad.

Al contrario de “Calesero”, nada en Aguascalientes lleva el nombre de Ernesto Alonso.

Nacido el 28 de febrero de 1917, al actor, que trabajó a las órdenes de Luis Buñuel y luego fue productor de numerosas telenovelas de Televisa, recibió contados homenajes en su estado, la mayoría sencillos.

En 1989, el gobernador priista Miguel Angel Barberena develó una placa en el Teatro Víctor Sandoval, acto al que acudió el actor. Mientras, el actual mandatario panista Luis Armando Reynoso le brindó todas las facilidades para grabar en Aguascalientes su última telenovela “Barrera de amor”.

Ayer, tras el deceso de Ernesto Alonso, Reynoso Femat –quien ha mantenido diferencias con su partido--, organizó un “homenaje póstumo” al actor en el Palacio de Gobierno. En el acto se colocó un retrato de Alonso y coronas florales.

“Siempre recordaremos al señor Ernesto Alonso como un ilustre y gran aguascalentense. Por ello, deseamos que descanse en paz el `Señor telenovela`. Ernesto Alonso seguirá viviendo no sólo en la memoria de los mexicanos, sino de manera muy especial en la mente y los corazones de la gente de Aguascalientes, que es su tierra”, declaró el gobernador.

Incluso, Reynoso Femat había solicitado que los restos del productor fueran depositados en la rotonda local de los hombres ilustres, según Sergio Reynoso, responsable de asuntos de Trabajo de la Asociación Nacional de Actores (ANDA).

Los diarios locales destacaron el deceso de Alonso. El periódico Página 24 dedicó un suplemento especial de ocho páginas para recordar la trayectoria del “Señor telenovela”.

Para el director y actor de teatro, Jorge Galván, el legado de Ernesto Alonso no debe encasillarse solamente a la producción de telenovelas.

“Don Ernesto es una figura de la cultura nacional que no podemos limitarlo nada más a la televisión, porque también produjo muy buen teatro y cine. Fue un persona particularmente distinta por su entrega”, dijo.

Galván, quien ha promovido el teatro en Aguascalientes, reconoció los méritos de Alonso en la televisión. “En sus más importantes telenovelas, tocó los momento torales de nuestra historia, como la Independencia, la Reforma y la Revolución”, añadió.
Proceso | Nada en Aguascalientes lleva el nombre de Ernesto Alonso

Technorati tags:

0 comentarios