Compra en Amazon: Los más vendidos en ElectrónicaLa música más popular

Este jueves 3 de enero, el diputado panista Jaime Pérez Camacho presentó en la tribuna del Congreso del Estado un posicionamiento de su partido criticando los despidos de trabajadores que el gobierno de Gabriel Arellano, al decir de los panistas, ha realizado.

El posicionamiento dice, entre otras cosas:

POSICIONAMIENTO SOBRE DESPIDO MASIVO EN EL MUNICIPIO DE AGUASCALIENTES

El pasado 1° de enero tuvo lugar la renovación del Ayuntamiento de Aguascalientes. Esta situación ha traído consigo una oleada de despidos injustificados y renuncias forzadas hacia los trabajadores que desempeñaban cargos en las diversas áreas de la administración pública municipal, sin importar su antigüedad, capacidad y méritos.

Si bien el Estado mexicano ha sido pionero en la defensa de los derechos sociales, protegiendo el salario y la estabilidad en el empleo de los miles de ciudadanos que día con día se esfuerzan para llevar el pan y el sustento a sus familias, el Presidente Municipal de Aguascalientes, Gabriel Arellano Espinosa, está realizando despidos masivos, para colocar a personas con quienes tiene compromisos de campaña electoral, sin practicárseles una evaluación para conocer si reúnen el perfil y los requisitos para desempeñar los diferentes puestos de la administración.

Gabriel Arellano, también incumple sus promesas, ya que anunció que se realizaría una evaluación para determinar las aptitudes y competencias de los trabajadores actuales, para seguir desempeñando los puestos que tienen, sin embargo está despidiendo a trabajadores que tienen años de experiencia y merecen por lo menos un trato justo o aquí nos preguntamos ¿su equipo no respeta las indicaciones de su Presidente? O ¿que acaso su discurso es de doble moral?

Lo que en otros países con democracias consolidadas, ha sido cuestionado como un reparto del botín y desterrado desde hace muchas décadas por su ineficiencia, en el Gobierno Municipal de Aguascalientes, emanado del PRI, se practica sin el menor rubor violando los derechos elementales de todo ser humano.

Este despido masivo que se está instrumentando por más de mil seiscientos trabajadores de la administración municipal del Partido Revolucionario Institucional es un hecho moralmente reprobable y es a todas luces ilegal, porque contraviene en todo sentido las garantías constitucionales y las leyes en materia laboral.
La defensa que hace el PAN, de los trabajadores municipales que con el cambio de color en el gobierno se quedarán sin trabajo, no tiene nada de reprobable, incluso se podría decir que es su obligación, entre otras cosas porque muchos de esos trabajadores llegaron al municipio al amparo de los sucesivos gobiernos panistas, quienes tuvieron que despedir a otros trabajadores que el PRI había llevado antes a las diferentes dependencias municipales.

Lo hipócrita y vergonzoso del posicionamiento es que solamente critica al gobierno del priista Gabriel Arellano. Y por lo menos debería incluir a la gestión del panista Jesús Soto López, presidente municipal de Calvillo, cuya llegada al poder municipal ha significado una pesadilla, paradójicamente, para muchos panistas que laboran en la Presidencia Municipal calvillense.

Durante la campaña, Jesús Soto proclamó qu él no llevaría a trabajar a gente de Aguascalientes, predicó que en su gobierno puros calvillenses lo acompañarían. Pero ¡oh, ilusos! esas eran palabras huecas.

Desde el miércoles 2 y durante este jueves 3, decenas de empleados municipales han tenido que hacer fila en uno de los pasillos, a las puertas del jurídico municipal, porque han sido llamados para enterarse de su despido. Una noticia que ya presentían, entre otras cosas porque los corredores de Palacio Municipal están llenos de gente avecindada en Aguascalientes, muchos de ellos felipistas (seguidores del ex gobernador Felipe González) y otros pocos recién desempleados del gobienro municipal saliente de Martín Orozco.

Además del abogado responsable de notificarles la baja, los azorados empleados del gobierno municipal calvillense se las han tenido que ver con Joel Díaz De León Esqueda, un empresario que sin tener nombramiento alguno, se sienta al lado del abogado y amenaza a los candidatos al despido con aceptar lo que les ofrezcan, so pena de cancelar cualquier tipo de negociación.

Quizá el diputado Jaime Pérez Camacho se apresuró a leer la paja en el ojo de Gabriel Arellano y olvidó recitar también la viga en el ojo de su compañero panista Jesús Soto López.

Actualización
Al respecto de ese asunto, el alcalde de Aguascalientes, Gabriel Arellano dijo:
Pregunta: De los empleos, de los trabajadores que quedaron sin empleo, decía el líder del SUTEMA que al menos 300 que, o los liquidan o se van a demanda para reinstalarlos, porque no hay argumento.

GAE: El Gobierno Municipal lo que estamos haciendo es lo siguiente: las personas que tienen base no los vamos a modificar y a mover.

Pregunta: Pero hay algunos basificados que despidieron.

GAE: Bueno, si se les movió realmente tienen todo el derecho a seguir en el Municipio y si no, a pedir una liquidación conforme a la Ley, yo como Gobierno no puedo modificar ni brincarme la Ley, si la Ley marca tres meses por año, vacaciones, lo que ustedes quieran, eso se tendrá que pagar.

Pregunta: Pero, los de Desarrollo Humano decían que les habían apagado el reloj checador para después acusarlos de abandono de empleo y no merecer ninguna liquidación.

GAE: No, realmente no fue así, porque no hay ninguna autorización para que así haya sido.

Pregunta: Entonces, ¿hay recursos suficientes para liquidar al menos a estos 300?

GAE: En este momento no los hay, nos dejaron 30 millones de pesos exclusivamente para pagar salarios de los primeros 15 días, lo que sí te aseguro es que, si no se ajusta, los primeros que cobrarán serán todas las personas de base, los barrenderos, los policías, pues también de los recursos de ustedes, los vamos a liquidar de los recursos del pueblo.

Pregunta: ¿Cuánto va a costar esta liquidación?

GAE: No lo sé todavía porque no sabemos la cantidad de gente, pero varios millones de pesos.

Pregunta: La fracción parlamentaria del PAN hace un posicionamiento sobre lo que ellos llaman despidos masivos injustificados aparte de ilegales.

GAE: No, ilegales no, y no se le está despidiendo a nadie, quiero ser muy claro, inclusive, los eventuales, se les está dando la oportunidad, si ellos así lo quieren, de firmar un contrato de un mes más, para nosotros conocerlos, ver si tienen las aptitudes y las ganas de desarrollar su trabajo, sí quiero recordarles que tenemos muy claro a varios de ellos que no fueron institucionales, que han trabajado en campañas políticas, y la orden del próximo Presidente Municipal es que todos los funcionarios del Municipio, todos, más allá de sus orígenes partidistas, tendrán que trabajar a favor de la institución municipal.

Además quiero decirles, esto puede interesarles, el Gobierno de Gabriel Arellano no le va a exigir de ninguna manera, ni a obligar a ningún funcionario eventual, de base, de confianza, que en este caso, sea miembro del partido al que yo pertenezco, cada quien es libre de pertenecer a un partido si lo quiere, nosotros no vamos a actuar como actuaron en otras administraciones donde les exigían su afiliación, la ciudadanía es libre, y ellos tendrán la libertad en el Gobierno con Gabriel Arellano de elegir si quieren pertenecer a algún partido o simple y sencillamente no hacerlo.


Technorati tags:

0 comentarios