Compra en Amazon: Los más vendidos en ElectrónicaLa música más popular

Y el "hermano mayor" no le ayudó, Necaxa no tuvo la compasión de América y se despidió de la Primera División al caer 1-0, resultado que le da esperanzas a las Aguilas de alcanzar un sitio en la liguilla, en dramático partido disputado en el estadio Azteca.

El argentino Fernando Ortiz fue el autor del único gol, al minuto 28. Con este resultado, América llegó a 23 unidades y con la derrota de Santos Laguna y el empate de Morelia, aspira a colarse a la liguilla si Guadalajara e Indios de Ciudad Juárez empatan, o la "Tribu" vence a Chivas por diferencia de un solo gol.

A matar o morir, así fue este partido, los dos equipos se jugaban cosas importantes siempre dependiendo de otros resultados que para América se dieron, no así para Necaxa que vio como su permanencia en el máximo circuito se diluía poco a poco.

El conjunto de Coapa no fue el único enemigo de los hidrocálidos, los nervios de sus jugadores fueron uno de los "demonios" que atacaron una y otra vez cada vez que tocaban el balón.

Los pupilos de Jesús Ramírez supieron jugar a la perfección con esta situación durante los primeros 45 minutos y poco a poco comenzaron a tener presencia sobre la meta de Iván Vázquez. EL primer aviso surgió del brasileño Robert de Pinho, quien sacó un disparo a las manos del guardameta visitante.

La presión se hizo todavía mayor para los otrora capitalinos, cuando a través del sonido local se informó que Tigres de la UANL ya ganaba 1-0 a Morelia, resultado que les daba el pase directo a la Primera A.

Una muestra clara de la inseguridad latente en Necaxa fue una acción en la que Luis Omar Hernández no se habló con su guardameta y cerca estuvo de anotar en propia portería, algo que no sucedió gracias al argentino Pablo Quatrocchi, al minuto 19.

Necaxa era el necesitado y pese a que Raúl Arias colocó a tres hombres de vocación ofensiva, los argentinos Alfredo Moreno y Federico Insúa, así como el hondureño Carlos Pavón, sólo en una ocasión fue capaz de inquietar la meta local, en un disparo del "Pocho" que Guillermo Ochoa desvió a dos manos.

América comenzó a hundir la daga en pleno corazón necaxista al tomar la ventaja en un tiro de esquina por derecha al área, donde el argentino Fernando Ortiz se levantó para conectar un cabezazo letal que se incrustó en el ángulo superior derecho para colocar el 1-0, al minuto 28.

El paraguayo Salvador Cabañas tuvo para liquidar por completo el partido en el inicio de la parte complementaria, sin embargo, su disparo se fue a un lado ante la desesperación de Raúl Arias.

Un bálsamo de esperanza iluminó los corazones necaxistas cuando Melquiades Sánchez anunció, a través del sonido local, que Morelia ya había empatado, lo que provocó un estallido de fe en los "rojiblancos".

Arias necesitaba dos goles para salvarse si Tigres se mantenía con el empate, y ni así se atrevió a sacar a un hombre de medio campo hacia atrás, optó por sacar a Pavón y meter en su lugar a Diego Cervantes, en espera de alguna "genialidad" del espigado defensa.

Los hidrocálidos no tenían de otra más que dejar el alma en la cancha. Arias agotó sus cambios con los ingresos del mediocampista Germán Villa y de Marco Gómez, modificaciones que no se entendieron muy bien, principalmente la del ex americanista.

"Pocho" Insúa intentó sacar todo ese coraje acumulado tras su salida de América y cerca estuvo de emparejar los cartones en un disparo de media distancia que Ochoa, a dos manos, mandó a tiro de esquina, a once del final.

Necaxa se fue con todo al final, Cervantes estuvo cerca del empate, el cual ya no hubiera servido para nada porque la moneda estaba echada con el empate de Tigres.

Los Rayos están en Primera A, pero tienen una pequeña luz de esperanza de regresar rápidamente, necesitan que Salamanca, equipo que no tiene derecho al ascenso, sea campeón de esta temporada de la Primera A para jugar una promoción con Querétaro.

El arbitraje estuvo a cargo de Francisco Chacón, quien tuvo una buena actuación. Amonestó a Pavel Pardo (71) y a Ismael Rodríguez (86) por los de casa. Mario Pérez (31), Luis Omar Hernández (65) vieron cartón preventivo por los visitantes.

Alineaciones

América.- Guillermo Ochoa, Oscar Rojas, Ismael Rodríguez, Fernando Ortiz, Juan Carlos Valenzuela, Pavel Pardo, Juan Carlos Silva, Angel Reyna (Alejandro Argüello, 78), Jean Beausojeur (Jesús Sánchez, 90), Robert de Pinho (Andrés Chitiva, 83) y Salvador Cabañas. DT Jesús Ramírez.

Necaxa.- Iván Vázquez, Carlos Infante, Pablo Quatrocchi, Luis Hernández, Ricardo Rojas, Mario Pérez, Joel González (Marco Gómez, 81), Eduardo Coudet Germán Villa, 81), Federico Insúa, Alfredo Moreno y Carlos Pavón (Diego Cervantes, 63). DT Raúl Arias.

El Universal | Fin a una leyenda, Necaxa desciende

El legado


Se despide un equipo legendario. Necaxa fue uno de las instituciones más ganadoras en la década de los 90, con tres títulos de liga y figuras que hicieron historia durante esos años de gloria y que curiosamente el Estadio Azteca le dio la bienvenida después de su segunda desaparición, ahora lo despide del máximo circuito.

La gran historia del club, de la época contemporánea para acá, fue aquel equipo de los ‘Once Hermanos', los cuales, aseguran quienes vieron sus partidos, podían jugar hasta con los ojos cerrados y ganar sus encuentros.

Los integrantes de aquella escuadra eran: Raúl "Pipiolo" Estrada, "Pichojos" Pérez, Toño Aspiri, "Chamaco" García, Hilario López, "Poeta" Lozano, "Abuelo" Camarena, "Calavera" Ávila, Marcial "Ranchero" Ortiz, "Chino" López, "Ivan el terrible"vazquez morales y "Perro" Ortega.

De esta manera para 1936 ganan la Copa México, y el mismo año salta a las filas necaxistas el famoso Horacio Casarìn, uno de los grandes jugadores que hicieron época en el fútbol nacional por sus grandes cualidades que, incluso, lo llevaron a la pantalla grande.

Los gloriosos 90's

Nombres como Ivo Basay, Alex Aguinaga, Ricardo Peláez, Efraín ‘Cuchillo' Herrera, Nicolás Navarro, entre otros, formaron una de las dinastías más importantes del futbol mexicano, quienes dirigidos por Manuel Lapuente llevaron a las vitrinas del club tres campeonatos; 94-95, 95-96 e Invierno 98, este último conseguido con Raúl Arias.

El primer equipo mexicano en el Mundial de Clubes

No conformes con eso, Necaxa disputó el primer Mundial de Clubes de la historia en el año 2000 y el único equipo mexicano en conseguir el tercer lugar en dicho certamen.

Los Rayos empataron 1-1 con el poderoso Manchester United, venció 3-1 al South Melbourne y cayó con Vasco da Gama 2-1.

Sus resultados le ayudaron a avanzar a la siguiente fase, el cual le brindó la oportunidad de jugar ante el Real Madrid, a quien venció en la tanda de penales tras igualar a un gol en tiempo regular.

Con dos desapariciones en su haber, en la época de los 30 y 70, Necaxa tuvo papeles importantes en el futbol mexicano, a nivel local e internacional, pero ahora tendrá que luchar por regresar y demostrar su ‘grandeza' como equipo.

El Universal | El legado que deja Necaxa

Technorati tags:

0 comentarios