Compra en Amazon: Los más vendidos en ElectrónicaLa música más popular

Eduardo Suárez Muñoz cobra en la nómina del gobierno del Estado de Aguascalientes, está a cargo de una dependencia dedicada al combate al narcotráfico.
Pero lo que en realidad hace es jugar a "policías y ladrones". Eduardo se pasea por el estado acompañado de varios tipos que más parecen judiciales de los 80-90s, que en todo momento se comportan como si fueran los dueños del estado.
Van, Eduardo y sus compañeros de juegos, derrochando candidez en su insuperable lucha contra el dragón del narco. Hacen preguntas ingenuas y no toman siquiera nota.
En estos tiempos de abundantes recursos tecnológicos, en los que las labores de inteligencia se hacen encubiertas, estos aficionados andan por ahi presumiendo a todo mundo que ellos serán los que erradiquen el narco del estado.
Hasta donde se sabe, ni Eduardo Suárez Muñoz, ni ninguno de sus camaradas es experto en asuntos de inteligencia; uno de ellos es muy conocedor de marcas de armas, pero de eso a saber manejarlas hay una gran distancia.
Mas de algún ciudadano se habrá reído al ver la forma en que investigan estos funcionarios públicos.
Aqui no nos da risa, nos da pena ajena y a la vez coraje: en manos de esos inútiles se dejan asuntos tan importantes como combatir el narcomenudeo. De plano que el rorrogober, Luis Armando Reynoso Femat no demuestra la más mínima voluntad de cumplir con sus compromisos y sus responsabilidades. Con esos colaboradores, el gobernador traiciona la confianza que los ciudadanos le depositaron.

Technorati tags: ,

0 comentarios