Compra en Amazon: Los más vendidos en ElectrónicaLa música más popular


Por unanimidad, los tres magistrados de la Sala Administrativa y Electoral del Poder Judicial del Estado de Aguascalientes desecharon, la tarde del jueves 11 de agosto, la impugnación de la coalición Aguascalientes Grande y para Todos en contra de la constancia de mayoría otorgada por el Instituto Estatal Electoral de Aguascalientes (IEEAGS) a Martín Orozco Sandoval, postulado candidato a gobernador por el Partido Acción Nacional.
En el proyecto del magistrado Rigoberto Alonso se desestimaron los argumentos presentados por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y los partidos coaligados, en el sentido de que Orozco Sandoval no era elegible, que rebasó el tope de gastos de campaña, que recibió apoyo del gobierno municipal de Aguascalientes y que se benefició con proselitismo de la Iglesia Católica a favor de su candidatura
Ante la resolución adversa, en conferencia de prensa la presidenta del PRI Aguascalientes, Norma Esparza, criticó el desempeño de los magistrados electorales locales; dijo que no les sorprendió la resolución en la que desecharon los argumentos del PRI y sus partidos coaligados; y, anunció que impugnarán ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) la resolución.
"Que hasta ahorita nadie cante victoria, que el proceso electoral no ha terminado”, sostuvo la líder del tricolor.


| #PlazadelaPatria | Este jueves sesiona la sala Electoral local para resolver la impugnación que un grupo del PRI presentó respecto de la constancia de mayoría otorgada al panista Martín Orozco.
Antes de llegar a la deliberación de los magistrados el PRI y su pandilla han ido perdiendo las patas de la mesa que sostenían su inconformidad.
En el INE los acusaron de inventar alegremente las cifras para comprobar el supuesto rebase del tope de campaña por parte de Orozco.
En las salas del TEPJF no han podido comprobar que el alcalde Martín del Campo haya usado los programas sociales para inducir el voto a favor de los candidatos blanquiazules.
Y su teoría de que la iglesia Católica hizo proselitismo a favor de los abanderados panistas no tiene asidero alguno; vamos, ni siquiera hay modo de que se vincule al tema electoral.
La resolución de este jueves será mero trámite. Si la sala Local anula la elección, el PAN impugnará en el TEPJF, entre otras cosas porque ya se volvió costumbre que los magistrados electorales federales corrijan los despropósitos de los magistrados locales.
Y si la sala Local confirma la constancia de mayoría para Martín Orozco, los priistas y sus amiguitos se volverán a sentir robados e irán a chillar ante el TEPJF para que les restituyan lo que no ganaron en las urnas pero creen que pueden conseguir en la mesa.
En resumen, la elección seguirá impugnada hasta octubre o noviembre en que el TEPJF resuelva en definitiva.
/jmr