Ayer por la tarde se llevó a cabo intensa persecución policiaca. Más de 20 radiopatrullas participaron en el operativo que se desarrolló por toda la ciudad. Al final se logró la aprehensión de siete presuntos sicarios, que portaban armas de alto poder que dispararon en su intento de obstaculizar el avance de los carros policiacos. También se aseguraron dos vehículos, cartuchería y cocaína y mariguana en cantidades aún no determinadas. Entre los detenidos, se informó que se identificaron a cuatro expolicías preventivos. Otro de ellos se identificó como elemento de la AFI, sin que hasta el momento se hubiera podido establecer si era cierto o no.

La persecución se escenificó por toda la ciudad, desde el oriente hasta el poniente. Al menos otros seis individuos huyeron a bordo de una camioneta Hummer, negra, que se le perdió a la policía por el rumbo de la colonia Loma Bonita. Aunque, se informó, pudo haber huido hacia el camino a la Ciudad de los Niños, para salir del Estado rumbo a Villa Hidalgo, Jal. El tumultuoso operativo policiaco volvió a sembrar pánico e incertidumbre entre la población de varias colonias de la ciudad. Se inició en el oriente y culminó en el poniente.

CAPTURAN A SICARIOS
Importante golpe al crimen organizado

La Secretaría de Seguridad Pública Municipal dio un importante “golpe” al crimen organizado en Aguascalientes, luego de ayer por la tarde capturó a siete supuestos sicarios que participaron en el “levantón” de una jovencita de 16 años de edad en el fraccionamiento Rodolfo Landeros Gallegos. Tras un impresionante operativo policiaco que culminó a la altura del fraccionamiento Ojocaliente III, varias patrullas de la SSPM lograron interceptar a los sospechosos.

Al final fueron arrestados siete sujetos, entre ellos cuatro policías preventivos y un agente de la AFI -Agencia Federal de Investigación-. A estas siete personas se les aseguraron dos camionetas que habían sido robadas con violencia en el Distrito Federal; cinco pistolas tipo escuadra calibre 9 mm., diez cargadores, 306 cartuchos útiles calibre 9 mm., una identificación de la Agencia Federal de Investigación (AFI), además de residuos de cocaína y marihuana.

Los supuestos “sicarios” que fueron arrestados por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal fueron los siguientes: Alfredo Varela Lambarria; Hugo Martínez Silvestre; Roberto Morales Dueñas y Víctor René Ramírez Macías; todos ellos ex-policías preventivos; además de un sujeto que se identificó como agente activo de la AFI adscrito a la Procuraduría General de la República, pero no se proporcionó su identidad. Los otros dos detenidos fueron identificados como Belli Antonio Cortés Cervantes y José Luis González.

Todos ellos fueron trasladados mediante un impresionante operativo policiaco, al edificio de la Delegación Estatal “Aguascalientes” de la PGR. Aunque se informó que las investigaciones serían realizadas por agentes de la SIEDO y que incluso un grupo de agentes federales se trasladaría a Aguascalientes para interrogar a los sicarios, por la noche la Procuraduría General de la República negó dicha versión. Incluso, a partir de las 23:00 horas, la vigilancia en el edificio de la DGPME fue reforzada con decenas de agentes ministeriales con chalecos anti-balas y fuertemente armados con rifles de asalto, ya que se informó que los siete detenidos serían trasladados a los separos de dicha corporación policiaca en el transcurso de la madrugada de este viernes.

IMPRESIONANTE MOVILIZACION POLICIACA PROVOCA UN “LEVANTON”

De acuerdo a la información proporcionada EVIDENCIAS, todo inició a partir de las 15:35 horas de ayer, cuando un grupo de entre 8 y 10 sujetos que iban armados con rifles R-15 y pistolas tipo escuadra, irrumpieron violentamente en una vivienda ubicada en la calle Virgilia Ofelia Martíinez No. 212, entre las calles Ofelia Tiscareño y Estela Aldana del fraccionamiento Rodolfo Landeros Gallegos. Estos individuos viajaban a bordo de una camioneta Hummer en color negro, con vidrios polarizados y sin placas de circulación; además de una camioneta Jeep Cherokee, en color verde, con vidrios polarizados y placas de circulación del Distrito Federal.

El objetivo de los sicarios era realizar el “levantón” de una mujer que aparentemente se dedica a la venta y distribución de droga. Sin embargo, al no encontrar a la mujer que buscaban, los sujetos se llevaron con lujo de violencia a una jovencita de 16 años de edad -cuya identidad no fue revelada por cuestiones de seguridad-. Cabe destacar que en la vivienda se encontraba otra adolescente de 12 años, a quien le indicaron que no liberarían a su hermana a menos que encontraran a la mujer que buscaban y que resultó ser una tía. Posteriormente, los sicarios se retiraron a bordo de las dos camionetas en que viajaban sobre la avenida Rodolfo Landeros Gallegos con rumbo a la avenida Siglo XXI.

Posteriormente, a las 15:41 horas, se recibió un reporte al Servicio de Emergencia 080 y Servicio de Emergencia 066, donde la adolescente de 12 años de edad informaba que unos sujetos que llevaban armas largas y cortas, se habían llevado a su hermana de 16 años de edad y le aseguraron que no la liberarían a menos que encontraran a su tía. Una vez que la adolescente proporcionó las características de las dos camionetas en que escaparon los sicarios, se implementó un impresionante operativo rojo en el que participaron aproximadamente 350 efectivos policiacos y más de 150 patrullas de la Policía Estatal, Policía Ministerial del Estado, Secretaría de Seguridad Pública Municipal, Policía Preventiva de Jesús María, Policía Preventiva de Calvillo, Policía Federal Preventiva y Agencia Federal de Investigación, además de militares adscritos a la XIV Zona Militar.

ELEMENTOS DE LA SSPM CAPTURAN A SIETE SICARIOS

Minutos después, policías preventivos detectaron que sobre la avenida Siglo XXI y en dirección de norte-sur circulaba la camioneta Jeep Cherokee, en color verde, con placas de circulación sobrepuestas ADA-6546 del estado de Aguascalientes, en la cual viajaban cinco personas del sexo masculino y llevaban consigo a la adolescente de 16 años de edad que habían “levantado” en el fraccionamiento Rodolfo Landeros Gallegos. Cuando los sicarios detectaron que eran perseguidos por varias patrullas de la Policía Preventiva, optaron por bajar a la joven “secuestrada” y de inmediato se dieron a la fuga. Mientras unos policías preventivos continuaban con la persecución, otros oficiales de la SSPM procedieron a ayudar a la “víctima” quien se encontraba bajo una fuerte crisis nerviosa.

Fue en el crucero que forman la avenida Siglo XXI y calle San Francisco de los Vivero del fraccionamiento Ojocaliente III, donde finalmente varias patrullas de la Policía Preventiva lograron interceptar la camioneta Jeep Cherokee, en la cual viajaban cinco sujetos identificados como Hugo Martínez Silvestre; Roberto Morales Dueñas; Belli Antonio Cortés Cervantes; José Luis González y Víctor René Ramírez Macías. Los policías preventivos que iban fuertemente armados con rifles R-15, metralletas Uzi y sus pistolas de cargo, de inmediato sometieron y esposaron a los sospechosos.

Tras ser objeto de revisiones, les encontraron en su poder cinco pistolas tipo escuadra. Cuando los cinco sospechosos eran subidos a diferentes patrullas de la Policía Preventiva, arribó una camioneta marca Toyota, en color negro, con placas de circulación 774-UCX del Distrito Federal, en la cual viajaban dos personas del sexo masculino. El conductor se identificó con una credencial de la PGR, como agente en activo de la AFI (Agencia Federal de Investigación); su compañero se identificó como Alfredo Varela Lambarria, ex-oficial de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal. Ambos sujetos aparentemente pretendían “rescatar” a sus cómplices, pero de inmediato también fueron esposados. Al ser sometidos a una revisión de rutina no se les encontró ningún arma de fuego.

Al ser registradas las dos camionetas que tripulaban los sospechosos, se estableció que ambas portaban placas sobrepuestas y que habían sido robadas con violencia en el Distrito Federal. Asimismo, se les aseguraron diez cargadores con 306 cartuchos útiles y varias dosis de cocaína y marihuana.


SE FUGAN OTROS “SICARIOS”

Mientras los siete detenidos eran trasladados al nuevo edificio de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal ubicado en el fraccionamiento Morelos, el operativo policiaco continuó por todo el sur, oriente y poniente de la ciudad, a fin de localizar la camioneta Hummer en color negro, con vidrios polarizados y sin placas de circulación, donde viajaban otras cinco personas del sexo masculino que iban armadas con rifles de asalto.

En el operativo de búsqueda participaron agentes del Grupo Homicidios, Grupo Anti-Asaltos, Grupo Anti-Robos, Grupo Ordenes de Aprehensión, Grupo Anti-Cristal, Grupo Avante, Cuarto Grupo de Guardia, Primer Grupo de Guardia y Grupo Exterior “Aguascalientes” de la DGPME; además de policías estatales, agentes de la Dirección General de Combate a las Drogas (DGCD) y el Grupo UMO de la Policía Estatal; además de policías preventivos, Grupo GARI, Grupo Centauro, Policía Comercial y Grupo Canino de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal.

Asimismo, fueron desplegadas patrullas de la Policía Federal Preventiva, AFI y unidades del Ejército Mexicano; además de elementos de la Policía Preventiva de Jesús María y Calvillo. A las 16:30 horas se reportó que sobre el Boulevard Adolfo Ruiz Cortínes, a la altura del Hotel del Alba, policías estatales habían detectado la camioneta Hummer color negro. Sin embargo, los tripulantes lograron burlar el cerco policiaco y escaparon sobre el Boulevard Juan Pablo II con rumbo a la colonia Loma Bonita, lugar donde finalmente se les perdió la pista.

Agentes ministeriales, policías preventivos y policías estatales ubicaron una camioneta Hummer con características similares, la cual fue interceptada y sus tripulantes sometidos con rifles de asalto y pistolas tipo escuadra. Sin embargo, más tarde se estableció que eran completamente ajenos a los hechos.

CUATRO DE LOS DETENIDOS ERAN EX-POLICIAS PREVENTIVOS

Cabe destacar que los siete detenidos permanecieron aproximadamente 20 minutos en el edificio de la SSPM y de inmediato fueron trasladados al edificio de la Delegación Estatal “Aguascalientes” de la PGR, que de inmediato quedó acordonada por personal del Ejército Mexicano, policías federales preventivos y agentes de la AFI. El traslado fue realizado por agentes del GARI de la Policía Preventiva a bordo de siete patrullas; los sospechosos iban esposados con las manos en la espalda y con el rostro cubierto. Más de 20 patrullas de la Policía Ministerial del Estado y de la Policía Estatal, participaron en el traslado de custodia.

En todo momento los agentes policiacos iban preparados con sus con rifles de asalto ante el temor de un posible ataque. Aunque inicialmente se señaló que agentes federales de la SIEDO se encargarían de realizar las investigaciones correspondientes y trasladar a los sospechosos al Distrito Federal, por la noche el agente del Ministerio Público de la Federación analizaba la posibilidad de remitir a los siete sujetos a los separos de la Policía Ministerial del Estado, a fin de que fueran agentes de la PGJE los que se encargaran de realizar las investigaciones correspondientes. Por otra parte, la Secretaría de Seguridad Pública Municipal informó que de los siete detenidos, uno se identificó como agente de la AFI.

Asimismo, cuatro de ellos resultaron ser policías preventivos, los cuales habían sido separados de sus cargos debido a que se encontraban sujetos a investigación por parte de la Dirección de Asuntos Internos y de la Comisión de Honor y Justicia de la SSPM. Se informó que a pesar de lo anterior, Roberto Morales Dueñas y Hugo Martínez Silvestre, presentaron su renuncia voluntaria apenas el pasado miércoles 8 de agosto; Víctor René Ramírez Macías, fue dado de baja debido a que tenía dos días que no se presentaba a laborar; por su parte, Alfredo Varela Lambarria causó baja de la corporación policiaca el pasado mes de mayo.

SE LES INVESTIGA SU PARTICIPACION EN LOS CRIMENES DE ESTA SEMANA

Anoche mismo y mediante un discreto operativo que realizaron agentes de la PME, fueron trasladadas a la Dirección de Servicios Periciales las cinco pistolas tipo escuadra que les fueron aseguradas a los supuestos sicarios, a fin de que fueran sometidas a pruebas de balística. De igual forma, agentes del Grupo Homicidios de la PME los investigaban para establecer si los detenidos están involucrados en los asesinatos registrados el domingo 5 y el lunes 6 de agosto.

Sus víctimas fueron un distribuidor de drogas identificado como Sergio Mendoza Ramírez, alias “El Checo”, de 35 años de edad, con domicilio en la calle Gertrudis Berkefer No. 220 de la colonia Industrial y cuyo cadáver fue encontrado “encostalado” el domingo 5 de agosto en el camino de terracería que conduce al Rancho “El Chacho” del municipio de Jesús María. Este sujeto fue “levantado” y posteriormente torturado y asesinado el sábado 4 de agosto aproximadamente a las 23:30 horas en el fraccionamiento San Cayetano. Los sicarios exigían la cantidad de 20 mil pesos a cambio de dejarlo en libertad. Al día siguiente su cadáver fue encontrado “sembrado” al poniente de la ciudad.

Asimismo, se investigaba si alguna de las pistolas aseguradas está relacionada con el asesinato del ex-policía judicial estatal José de Jesús Martínez Rico, de 52 años de edad, con domicilio en la calle Enrique Estrada No. 201 de la colonia Gremial, y cuyo cadáver fue encontrado el lunes 6 de agosto, a la altura de un puente vehicular que se ubica sobre la carretera federal 45 Norte, a la altura del municipio de San Francisco de los Romo.
Fuente: El Heraldo de Aguascalientes

Frustran ‘levantón’ de jefe
Un comando de sicarios que pretendió «levantar» al director operativo de la Policía Preventiva, Benjamín Andrade, fue capturado ayer por agentes municipales, luego de un espectacular operativo al suroriente de la ciudad, derivado de una denuncia anónima. Entre los detenidos figuran 4 elementos de la Policía Preventiva, dos presuntamente en activo y 2 en el retiro, y un supuesto comandante de la PGR, que desde ayer son interrogados por agentes federales.

La detención de los delincuentes provocó una fuerte movilización de todas las corporaciones policíacas y elementos del Ejército, que blindaron las instalaciones de la delegación del PGR, donde fueron concentrados aquéllos, antes de su traslado al DF. Los hechos tuvieron lugar al filo de las 16:15 horas cuando una llamada anónima reportó la presencia de varias camionetas de lujo con individuos fuertemente armados, que rondaban sospechosamente una de las viviendas en el fraccionamiento Rodolfo Landeros.

La oportuna respuesta de la Policía Preventiva permitió la ubicación de dos camionetas y su inmediata persecución hasta el fraccionamiento -Morelos-, donde fueron detenidos sus ocupantes y aseguradas las unidades y armas automáticas (cortas), así como una onza de cocaína, según trascendió entre los elementos que participaron en su captura. La detención del comando de la delincuencia organizada que buscaba -levantar- al director operativo de la Policía Preventiva, Benjamín Andrade, dejó al descubierto la penetración de la corporación por parte del crimen organizado, al estar involucrados cuando menos dos agentes en activo y otros dos que causaron baja recientemente. Además se investiga la autenticidad de una -chapa- de la PGR que portaba otro de los detenidos y quien pretendió hacerse pasar como comandante de esa corporación.

Ayer mismo, los delincuentes quedaron a disposición de la PGR para ser trasladados a la Subprocuraduría de Investigación de Delitos de la Delincuencia Organizada, en la Ciudad de México. Con total hermetismo, las autoridades locales de la PGR se abstuvieron de dar a conocer detalles, nombres y alias de los detenidos, en los agentes que participaron en la captura del comando continuaban declarado a la medianoche de ayer.

Los detenidos fueron concentrados en las instalaciones de la delegación de la PGR, que a su vez fue blindada por elementos del Ejército y agentes federales, en previsión de cualquier intento de su liberación.

Además de los detenidos, se especula que otros 7 u 8 individuos fuertemente armados escaparon por las salidas sur y poniente, pese a que de inmediato se activó el operativo -red- de cierre de carreteras, a través de retenes en las salidas por los cuatro puntos cardinales.

Sin confirmación por parte de las autoridades, se estableció que 4 de los detenidos son agentes y ex agentes de la Policía Preventiva: Hugo Silvestre y Víctor René Macías, presuntamente todavía en activo, y los ex oficiales Roberto Morales Dueñas y Alfredo Varela, aunque el comisario José Luis Solís y Cortés aseguró que los 4 individuos habían causado baja de la corporación en diferentes momentos.
Fuente: Hidrocálido

Technorati tags: